Aguas termales
que brotan directamente de la montaña en estado natural

 


BENEFICIOS

Los beneficios de las aguas termales, desde el punto de vista físico son múltiples: en general benefician a la salud cutánea, mejora el equilibrio de la piel, ayudan a mejorar el dolor muscular, articular, óseo y los problemas reumáticos, diabetes, obesidad, problemas gastrointestinales, afecciones respiratorias como asma, problemas circulatorios, problemas psicosomáticos como el estrés y falta de sueño, enfermedades cutáneas crónicas, como eczemas, rosácea o psoriasis, enfermedades ginecológicas, tiene efectos purificantes y detoxificantes y acción antinflamatoria.

DECLARACIÓN DE FUENTE CURATIVA
Las Termas del Flaco han sido declarada fuente curativa legalmente en el DFL Nº 237 DEL año 1931.
En esta resolución el Presidente de la Republica declara como fuente curativas, las aguas de las Termas del Flaco; Este es un reconocimiento legal de las propiedades curativas que tienen estas aguas, para corregir diversas enfermedades y para el mejoramiento de las personas en general. En este Decreto se reconocen sus extraordinarias propiedades curativas, catalogándolas como una “fortuna nacional” .


COMPOSICIÓN AGUAS
Los primeros estudios de las aguas termales de Termas del Flaco, los realizó don Ignacio Domeyco en el año 1861, los cuales han sido actualizados por los estudios hechos en la Facultad de Química de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Concluyendo que estas aguas termales por su composición y características son consideradas como una de las mejores de Chile y el mundo.

Estas aguas tienen como características:
1. Hipertérmicas: Ya que sus temperaturas oscilan entre 73 y 96 grados celsius.
2. Su composición es hipotónica, oligmetálica, fuertemente arsenicada, clorudadas, sódicas, sulfatadas, cálcicas y radioactivas.
3. Su salinidad es la más alta de todas las aguas termales del país, como también posee el más alto valor de miligramos por litro de: bicarbonato ( 198 mg. ), litio ( 3.000 mg. ), sodio ( 628 mg. ).
4. La radioactividad de estas aguas son de 3.14 milimicrocuries por litro, esto es la radioactividad en la medida justa para ser beneficiosa para la salud. Ésta persiste hasta por cinco días después de ser captada a través del agua termal